+34 93 240 22 56 deyfinanteo@etl.es
consecuencias jurídicas del coronavirus

Consultoría

¿Plan de Viabilidad o Plan de Negocio?

Puede que llevemos tiempo madurando una idea y decidimos llevarla a la realidad o que nos encontremos con la necesidad de reconvertir, reconducir, la estrategia de nuestra empresa tras años de funcionamiento.

Es en éstas o similares situaciones, en las que nos veremos en la necesidad de buscar financiación, tanto préstamos como subvenciones o aportaciones de capital provenientes tanto de entidades financieras privadas y públicas como de inversores, nuevos socios, bussines angels, etc.…

Lo más seguro es que acabemos con una larga lista de datos a facilitar y, por último, o antes que nada, con la petición de…….¿un plan de viabilidad o un plan de negocio?.

Pues depende.

Hay cierta confusión entre ambos términos y es verdad que la cuestión se presta a ello. En ocasiones no sabes realmente que es lo que te están pidiendo.

Podemos empezar por afirmar que el plan de viabilidad tiene un enfoque más global, generalista, estratégico si así lo quieres llamar, es algo así como “los estudios previos sobre la viabilidad general de la empresa”.

Mientras que el plan de negocio sería “una descripción más detallada de cómo va a funcionar la empresa y de qué forma va a obtener beneficios”, vamos algo mucho más concreto, a corto plazo, táctico.

Pero, cuando nos enfrentamos a un mundo en permanente cambio, en que un plan de negocio a más de tres años entra de lleno en el mundo de las nebulosas de Andrómeda, en donde sólo podemos aspirar a mantener como concepto la definición estratégica de la misión de la empresa, nos encontramos que ambos planes, en mayor o menor medida, convergen en su desarrollo e índices.

Conclusión, antes de lanzarse a crear una empresa, debemos realizar un plan o estudio de viabilidad que nos muestre:

  • La capacidad que tiene nuestra idea de introducirse en el sector

  • Calcular los gastos y la inversión que conllevaría la puesta en marcha de la actividad

  • unas proyecciones de ventas que nos permitan conocer si nuestra empresa es rentable.

Momento en el que entra en escena el plan de negocio, en el que se desarrolla:

  • La forma ejecutar esa idea para explotarla

  • Y por supuesto con un montón de números del plan económico financiero previsional.

Y aunque la idea de negocio la tengamos muy perfilada, es importante apoyarse en expertos profesionales que nos ayuden a pulirla y presentarla, lo cual puede ser absolutamente determinante para el éxito en la busca de financiación.